ESTRELLA SOMBRIA-COLOMBIA

lunes, 27 de julio de 2020

RESIGNACION

  



¡RESIGNACIÓN!
…Apoyada en el barandal de su balcón, ella observa la distancia entristecida pensando…

“Pasan los años y años,  mis cabellos están canos, mi vista cansada y mi andar lerdo…aun no comprendo el motivo de tanta indiferencia y tanto rechazo”.

Baja la cabeza suspirando y con melancolía exclamando:

-¡Sera seguir andando sin volver la vista atrás!
Resignada, se aleja del balcón refugiándose en la soledad de su cuarto.
En sus cansados ojos ya no se refleja esa infinita tristeza que por tanto tiempo observaron tantos, ya no hay dolor, ni llanto…




 

TRES AÑOS...

  



¡TRES AÑOS!
A escasos pocos días de cumplirse tres años de la tragedia que enluto mi vida para siempre, reconozco que he llorado, he sufrido, confieso que aún no supero el dolor de su partida y me he refugiado en un mundo aparte dónde mi único consuelo es escribirle poemas.

¡La extraño mucho!

Hay momentos en que miro a la distancia y me parece escuchar su risa, sonrío y miró al cielo.
A veces en sueños la miro riendo rodeada de flores y cuando despierto siento un gran desconsuelo, porque la realidad me recuerda que era solo eso...

¡Un sueño!
¡Si ella supiera como duele su ausencia en la vida de la chica de los ojos color café como siempre me decía!

Ya no lloro, ni visto de negro, porque mi luto lo llevo en el alma y el alma es eterna, pero llevo un gran vacío en el corazón...
Un vacío que sólo lo llena a medias las poesía.

Es que ella era única, era una gran mujer, una gran madre, una gran amiga

Una mujer como esa no vuelve a nacer y yo una amiga como ella nunca la volveré a tener

¡Hasta siempre amiga de mi alma,  no se te olvide regresar por mi cuando me llegue la hora!


¡Si...No os preocupéis! Estoy segura que es tu respuesta.




 

ESE TRISTE LLANTO

  



¡ESE TRISTE LLANTO!
…Pasaban sus ojos bañados en llanto
Noche y día era sólo llanto
Se perdió su risa, se perdió su encanto
Su mirada era apagada y triste por tanto llanto

Esa mirada sombría
Se perdía en la distancia
Recordando aquellos días
Cuando su vida era un canto

Recordaba que tomada de la mano
De su amiga de infancia
Por los bosques se perdía
Riendo, cantando y saltando charcos

¡Esa alegría la tragedia la marcó!

Hoy me viene el recuerdo
De aquellas chiquillas
 Tomadas de las manos…

Yacían perdidas  en mi mente
Como dos sombras
Que se alejan en la noche
Oscura de la nostalgia…




 

DOS SOMBRAS

  



¡DOS SOMBRAS!
Dos sombras en la noche se alejaron
De ellos no quedó ni el rastro
Unos decían que se los tragó el olvido
Otros que los mató el fracaso

El tiempo fue pasando
Nunca más se les nombró
Pero un día de frío de noviembre
La pareja regresó…

Regresaron como regresa la nostalgia
En los recuerdos del que se fue
Regresaron vencidos de cansancio
Por el huerto  de los ocasos



 

DOLOR DE AUSENCIA

  



¡DOLOR DE AUSENCIA!
…Un día cualquiera amaneció con dolor de ausencia recordando personas de su pasado que habían dejado huellas positivas en su vida y decidió buscarlos, quería saber que había sido de ellos después de tantos años, pero se llevó una dolorosa decepción al percibir en  las voces de unos ponzoña y en las de otros incertidumbre e indiferencia y hasta temor…

¡No les iba a pedir nada! ¡Sólo quería saludarlos!

Fue así como ella y su dolor de ausencia se alejaron como dos sombras en la oscura noche del olvido…

 

sábado, 7 de marzo de 2020

¡NO MAS...! Homenaje a la Mujer Sacrificada

  



¡ NO MAS...!
Un grito en la distancia
 Lacera mi corazón
Una mujer es sacrificada
Por culpa de un mal amor

Violencia desmedida
En contra de la mujer
Es el pan de cada día
¡Hasta cuando este padecer!

Hoy llora su familia,
 Lloran sus hijos
Y la lloro yo…
Por culpa de una tercera
El marido la mató

El no llora su pena
¡No!
 ¡Que va señor!
Al ver lo que había hecho
Él también se mató
Dejando los  hijos huérfanos
Y una familia llena de dolor

Que se acabe para siempre
La violencia contra la mujer
Tal parece que quien las lastima
No hubiese nacido de ese ser

No más violencia
En contra de la mujer
Ella y sus derechos
¡Deben prevalecer!




 

PASEANDO BAJO LA LUNA

  



¡ PASEANDO BAJO LA LUNA!
Paseando bajo la luna a orillas de la playa, sintiendo bajo mis pies las caricias de la arena del mar y sobre mi rostro el frio de la brisa marina, llegan a mi mente recuerdos de mi niñez florida en mi Santa Marta del alma; una niñez feliz de juegos y retos que con presteza siempre salía  triunfante.

Un cielo cubierto de estrellas me cubre con su manto y a lo lejos el ritmo cimarrón de un tambor me embriaga y me llena de poesía

El zumbido del viento y el ruido de las olas al estrellarse contra el malecón hacen que estalle en mi alma gritos de emoción. Sonrío en silencio y mirando al cielo le agradezco a Dios.

Le agradezco por la vida que me dio, por las bajadas y subidas, triunfos y fracasos, aciertos y desaciertos, por los hijos que me regaló y por el esposo que tan pronto me quitó, por los amigos que me brindó, por los que se llevó y los poquitos que me dejó

Le agradezco por la destreza en las letras y los números con la que me dotó, nada que ver lo uno con lo otro  pero esa soy yo.

Hoy en esta playa solitaria iluminada por la luz de la luna reflexiono sobre lo que ha sido mi vida y no siento ni frio ni calor, suspiro y   pienso…

Sesenta años cumplidos, vividos, sufridos, señalados, juzgados  y llorados con tu bendición Señor, pero pese a todos los obstáculos que en estos sesenta años de vida he saltado…
¡Nadie me quita lo bailado!