ESTRELLA SOMBRIA-COLOMBIA

martes, 27 de julio de 2010

¡AHI TE DEJO LAS LLAVES!


¡AHÍ TE DEJO LAS LLAVES!

 Hoy…
Después de tanto tiempo, y en medio de estas cuatro paredes, 
acompañada por mi soledad, he comprendido que mi paso por tu vida, llegó a su fin. 

¡Me voy! 
Se dice que la soledad es el imperio de la conciencia, ¡creo que es verdad! Y en esta soledad que me abraza he podido comprender que nuestra convivencia se ha hecho insoportable para uno de los dos y la conciencia me dicta que lo mejor es que me aleje de ti, antes de que termines odiándome. 

La alegría y la euforia de los primeros meses se terminaron, la llama de la pasión que antes nos envolvía se extinguió. 
¿Quién tuvo la culpa? ¡Nadie! 
No es necesario culpar a nadie, por lo que no pudo ser. 
Pasó porque tenía que pasar… son las leyes de la vida, todo tiene un principio y un fin, tarde que temprano, tenía que pasar ¡Nada es eterno! 

No te impongo más mi presencia, no es sano para ninguno de los dos mantener una situación “cordial” cuando en realidad estorbo y causo hastío. 

No te atreves a hablar claro, por temor a lastimarme ¡te conozco muy bien! Pero ¿sabes una cosa? 
Más me lastima tu indiferencia. 
Debiste ser honesto conmigo… 
Así las cosas habrían sido más fáciles para los dos y esta decisión no sería tan dolorosa. 
No te preocupes por mí, que más puede mi orgullo y dignidad que el dolor por el que estoy pasando, seguir a tu lado en estas condiciones sería no tener vergüenza. 
¿Qué para donde me voy? ¿Qué voy hacer?

 Y ¿De que voy a vivir? ¡Por favor! 

Que no sean interrogantes que te preocupen y te quiten el sueño.
¡Jamás he pecado de mantenida! 
Y eso tú lo tienes bien claro, porque en varias oportunidades lo he demostrado. 

¿Quizá te preguntarás como me di cuenta? 
 La verdad…fuiste muy elocuente en tu actitud: los prolongados silencios, las respuestas tardías y casi siempre con monosílabos “si” “no” “no se” “mañana” “estoy cansado”, me hicieron comprender la realidad. 
¡Tu realidad! 
Ahí te dejo las llaves…de tu casa…porque las de mi corazón te las entregue hace tiempo y las perdiste… 

A partir de hoy en mi vida solo serás 

¡Un triste recuerdo!


 ESTRELLA SOMBRIA
DNDA@COLOMBIA